martes, 1 de septiembre de 2015

Conversación con Fafhrd y el Ratonero Gris - Parte I

Junio de 1976 supuso la llegada de la revista Dragon a las tiendas de hobbies y modelismo, una revista que durante los últimos casi cuarenta años ha sido la compañera inseparable del juego de rol Dungeons and Dragons. En sus comienzos, además de aclarar y ampliar las reglas del juego, se marcó también el objetivo de ser la mejor revista dedicada a Espada y brujería, Fantasía, Ciencia Ficción y Juegos de Rol.

Como ya sospecharéis, el honor de inaugurar la revista recayó en Fritz Leiber. Su artículo, Fafhrd y el Ratonero Gris nos cuentan su opinión trata, con el más propio estilo irónico marca Leiber, sobre el lanzamiento de su juego de tablero Lankhmar por parte de TSR. El autor conversa con sus personajes y hace bromas sobre los que "pelean con la mente", algo que a nuestra pareja les parece de locos. Pero el artículo, de apenas una página y un par de párrafos, encierra mucha más información que será de utilidad para los interesados en Leiber, Lankhmar y, sobre todo, Nehwon, el mundo de Fafhrd y el Ratonero Gris.

Lankhmar - El juego de tablero


Vamos a fijarnos en algunos datos curiosos. En el antetítulo del artículo leemos lo siguiente:

Fritz Leiber is known for his excellent writing. Soon he'll be known for the game he & Harry Fischer have created - Lankmar

Lo que puede parecer una errata sin importancia, no lo es tanto. Ya en 1937, cuando Leiber y Fischer diseñaron una arcaica versión del juego y empezaron a construir su mundo de fantasía, se referían a la ciudad como Lankhmar, Lankmar e incluso Lahkmar. A pesar de que para 1976 se habían escrito ya la mayoría de los relatos, se ve que aún se colaba de vez en cuando el error. En futuros posts trataremos esta anécdota del nombre con mayor profundidad.

Otro dato que puede llegar a pasar desapercibido es que Fritz Leiber se refiere a los habitantes de Lankhmar como "Lankhmarts". Ojo, en la versión original de los relatos ya había aparecido con anterioridad, pero para alguien como yo que todavía solo ha leído la versión en castellano de los relatos, es la primera vez que me topo con el término. En la traducción al castellano, el gentilicio de esta ciudad de perdición se ha establecido como "lankhmariano". Puede parecer evidente, ya que el sufijo -art, derivación del sufijo -ard, no tiene correspondencia en el castellano. Lo interesante es que tanto ingleses como americanos denominan a los españoles "spaniards" para diferenciarlos de los latinoamericanos, que sobre todo en Estados Unidos son referidos como "spanish". Además, no he encontrado más casos de uso de este sufijo como gentilicio que el caso español (si conocéis alguno, no dudéis en dejar un comentario). Perdonadme por adentrarme en el campo de la elucubración, pero este podría ser un indicio más en la sospecha de que Lankhmar está basada en la Sevilla de Cervantes, concretamente la de Rinconete y Cortadillo. ¿Esconde, pues, este "lankhmart" un guiño a esta teoría o es pura casualidad?

Por último, Fritz Leiber dedica gran parte de su artículo a explicar la geografía, terrenos y gentes de Nehwon, usando como referencias las propias gentes y distintas geografías de nuestra tierra. Pero de momento no abordaremos en profundidad el tema, ya que la segunda parte de este post será, precisamente, una traducción de esos párrafos.

Los interesados en los aspectos más técnicos del juego de tablero Lankhmar podéis encontrar su ficha completa en la web dedicada a juegos de tablero BoardGameGeek. Y si queréis haceros una idea de cómo era jugar a este juego, no dejéis de echar un vistazo a este vídeo.