martes, 16 de febrero de 2016

Espadas contra dados: Roleando en Lankhmar (Parte III)

Sigo con la recopilación de material rolero dedicado a Lankhmar y sus dos hijos predilectos, Fafhrd y el Ratonero Gris. En entradas anteriores hemos repasado la ambientación que salió publicada para AD&D 1ª edición y AD&D 2ª edición. Con la llegada del año 2000 y la aparición de la tercera edición de Dungeons & Dragons, el universo de Fritz Leiber queda huérfano y habrá que esperar hasta 2007, año en el que la editorial inglesa Mongoose Publishing publica Lankhmar para el sistema RuneQuest.

Antes de seguir adelante, simplemente recordar que la pasada década fue todo un melodrama para los amantes de RuneQuest, con sus guerras de nombres, sistemas, ambientaciones y demás. Como da para largo pero no nos influye para estudiar la obra de Leiber, solo señalaré que, como es obvio, un juego que nace con penurias no puede más que engendrar suplementos predestinados al fracaso. Y es lo que pasó con RuneQuest y Lankhmar en general. Reglas sin testear, mecánicas que no funcionaban, prisas por publicar más y más libros, vacíos e incongruencias aquí y allá... Vamos, que en la propia web de Mongoose ha desaparecido cualquier rastro de RuneQuest (ahora convertido en un juego llamado Legend) y de los suplementos dedicados a Leiber. Si os interesa profundizar más sobre RuneQuest y sus problemas de licencias, os recomiendo esta magnífica entrada de la Frikoteca.

Como en los casos anteriores, incluyo la información de portada y traduzco el texto de contraportada.

Lankhmar

Lankhmar (Mongoose Publishing, 2007)
Ciudad de Ladrones. Ciudad de Aventura. La Ciudad de los Huesos Negros. La Ciudad de los Ciento Cuarenta Mil Humos. La Ciudad Imperecedera.

Lankhmar. Es aquí donde los dinámicos héroes de los cuentos de Fritz Leiber, Fafhrd y el Ratonero Gris, apilaron sus fortunas y lo usaron de base para sus muchas aventuras. Ahora tú también puedes experimentar la emoción de la aventura en un mundo poblado de ladrones, locos y hechiceros malvados.

Lankhmar te provee de todo lo que necesitas para explorar el mundo de Nehwon. En su interior hallarás reglas para la creación de personajes, las criaturas únicas de este mundo y para la magia negra, contra la que a menudo lucharon Fafhrd y el Ratonero Gris. Cubre la ciudad al detalle, con sus principales facciones e individuos y muchas de las localizaciones que aparecen en las historias. Tampoco se descuida el resto del mundo, desde los congelados eriales del Yermo Frío hasta el oscuro y subterráneo reino de Quarmall, cubriendo también las tierras vecinas permitiendo a nuevos héroes (y bribones) hacer fortuna y crear nuevas leyendas más allá de la propia ciudad.

¡Sigue los pasos de los dos héroes y encuentra los fabulosos tesoros de mitos y leyendas semi-olvidados!

¡Bienvenido a Lankhmar!

Nehwon

Nehwon (Mongoose Publishing, 2007)

Lejos de la ciudad de Lankhmar, un mundo entero está a la espera de personajes llenos de coraje y diestros con la espada. Desde las retorcidas y apestosas callejuelas llenas de adoradores de ratas de Ilthmar hasta las sofocantes cavernas subterráneas de Quarmall; desde la misteriosa tierra septentrional de la Isla de la Rima —donde residen los tesoros secretos de Simorgya— hasta las Tierras de las Ocho Ciudades, víctimas constantes de los saqueos de los nómadas mingoles.

Nehwon revela las regiones más allá de la ciudad de Lankhmar y se sumerge en el conocimiento de esas naciones y ciudades. Los personajes encontrarán información para sobrevivir en estos lugares exóticos, como por ejemplo la vida en los callejones llenos de asesinos de Ilthmar y cómo evitar una ejecución horrible siendo usado de alimento para los tiburones que bucean por las sucias aguas de su puerto. Quizás los personajes quieren saborear las penurias de trabajar como espada de alquiler para las compañías navales de las Ocho Ciudades cuando uno tiene que enfrentarse a piratas y monstruos marinos en todas sus expediciones.

La sucia Ilthmar, la temida Quarmall y las frías tierras del norte, todas son cubiertas en este libro y todas aparecen en Espadas a través de Nehwon, una aventura introductoria que encontrarás en este suplemento diseñada para personajes principiantes. ¡Forma parte de las maquinaciones de los hechiceros más poderosos de la tierra! Lucha contra grandes bestias y bárbaros hechizados, sufre terribles maldiciones y explora catacumbas abandonadas, vence a ladrones avariciosos y a clérigos aún más perniciosos mientras intentas terminar tu aventura.

Swords Against Sorcery

Espadas contra la brujería (Mongoose Publishing, 2007)
Espadas contra la brujería está diseñado para 3 - 5 personajes, tanto principiantes como veteranos, tal y como se detalla en la página 103 de RuneQuest. Ya quiera el Director de Juego que esta sea la primera aventura del grupo o traerlos desde su propia trama, no es importante. Ambos tipos de aventureros funcionarán bien con el siguiente escenario.

Sin embargo, si los personajes quieren entrelazar los eventos de Espadas contra la brujería con la aventura publicada previamente, Espadas a través de Nehwon (en el suplemento Nehwon), entonces se añade una nueva dimensión a la historia. Después de todo, los personajes ya se habrán encontrado con algunos de los personajes no jugadores que aparecen aquí, como Sheelba, Helena y Jahol. Si el Director de Juego va a dirigir este escenario justo después de los eventos de Espadas a través de Nehwon, la historia se sitúa un mes después de la aventura previa.

Lankhmar Unleashed

Lankhmar desatado (Mongoose, 2009)
Básicamente, se trata del libro original de Lankhmar, supuestamente corregido y ampliado con información del suplemento Nehwon. Digo supuestamente porque no he podido comprobarlo yo mismo y me ciño a la disparidad de opiniones encontradas en blogs y foros.

***

Y aquí termina la aportación de Mongoose al universo creado por Fritz Leiber. Es una lástima porque, a priori, adaptar Lankhmar a un sistema tan querido como es RuneQuest parecía buena idea, pero el poco éxito editorial, tanto en lo comercial como en la manera de publicar los libros, ha convertido este experimento más en una anécdota que en otra cosa. Una lástima.